7 minutos terroríficos de "Curiosidad"

El mayor robot enviado a otro planeta, el Curiosity, ha llegado a la superficie de Marte este lunes a las 07.18 horas, aproximadamente. El robot ha superado con éxito los “7 minutos de terror”: así los ingenieros de la NASA han bautizado su arriesgada operación de aterrizaje, en la cual diversas soluciones tecnológicas se han utilizado por primera vez.
El hito se pudo ver en la Tierra a través del streaming de la NASA a las 07.32: se necesitan cerca de 14 minutos para que las señales del robot superen los 248 millones de kilómetros que separan los dos planetas a estas aluras del año.
El robot se posó en el cráter Gale, un lugar donde hubo agua hace 3.000 millones de años, según los científicos. Si Marte fuera la Tierra, este punto se hallaría en una posición equivalente a Australia.

A las 07.35 han empezado a llegar las primeras imágenes de Marte fotografiadas por curiosity al centro operativo de la NASA en Pasadena, California. Se podía ver la superficie arenosa de Marte y una rueda del rover. La cámara estaba cubierta por el polvo marciano levantado por los retrocohetes de la plataforma que ha acercado el rover a la superficie del planeta.

MANIOBRA COMPLEJA

La cápsula que transportaba Curiosity ha alcanzado la atmósfera del planeta rojo siete minutos antes del aterrizaje, con una velocidad de 20.000 km horarios. En los primeros cuatro minutos, la fricción de la atmósfera ha reducido la velocidad hasta los 1.500 km horarios, pero la cápsula ha alcanzado temperaturas altísimas, de hasta 2000ºC, que ha superado sólo gracias a la presencia de un escudo térmico. La cápsula ha frenado aún más gracias a la abertura de un paracaídas. En la fase final del aterrizaje, se ha desprendido de ella una plataforma voladora con retrocohetes. A los 20 metros de altura y 20 segundos antes del aterrizaje, la plataforma ha soltado el rover, colgándolo de tres cables de 6 metros cada uno. Tras ponerlo suavemente en la superficie del planeta (con una velocidad inferior a los 3 km horarios), ha cortado los cables con unas explosiones y se ha alejado.
Ahora, tras una fase de calibración de los instrumentos, Curiosity empezará a tomar datos con sus 10 instrumentos científicos, que incluyen cámaras, láseres, rayos-X, un brazo mecánico de más de dos metros, y una estación meteorológica fabricada en España. La duración prevista de la misión es de 23 meses, pero su motor puede funcionar hasta 14 años. El objetivo de la misión es caracterizar la geología y la atmósfera de Marte para entender, entre otras cosas, si hay o hubo en el planeta condiciones compatibles con la vida.
Aquí podéis ver un vídeo muy “a la americana” de la NASA:

http://www.nasa.gov/multimedia/videogallery/index.html?media_id=146903741

fuentes: NASA y El Periódico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s